musikboy.net · el niño de la música

Fall noventas tardíos

Hace frío ahí afuera, tras el cristal. Las ventanas están empañadas y tus dedos son hielos afilados. La discusión no ha servido para calentarnos y aún no te has vestido. La lluvia nos impide ver los árboles y la calefacción no da para más. La voz del andrógino Brian Molko tampoco parece ayudar a que nuestros huesos se desentumedezcan, y mucho menos si suena Burger Queen. Empiezas a tiritar de frío pero tu duro orgullo no te deja taparte. Con Pure Morning empiezo a pensar que todo ha sido ridículo, vaya una pelea estúpida. Cojo tu blusa y te la echo por encima como puedo. A friend in need’s a friend indeed, a friend with weed is better. Tras una hora sin dirigirnos la palabra y mientras te alzo la blusa hasta los hombros nuestras miradas se cruzan. Y entonces nos sorprende la violencia sensual de Brick Shithouse y. Primero tu frente, luego tu oreja, bajo hasta tu cuello y, por fin, sí, por fin, tus labios. Esta vez hemos apagado el aguijón de nuestro orgullo, esta vez. Now your lover went and put me in the ground. Sólo un sonido, un gemido. Y Placebo de fondo, de abrigo frente al frío exterior y de hielo frente a nuestro calor que sube. Con You Don’t Care About Us, perdemos la noción de lo prudente y nos enlazamos en un combate de sexos en el que estamos condenados a perder los dos frente a la todopoderosa extenuación, la dulce extenuación que nos arropa hasta ese maravilloso sueño en el que todo es tranquilidad y sosiego y, claro, Molko y sus compañeros ya están recreando su Ask for Answers. Y así, los dos tumbados boca arriba, con los ojos cerrados, buscando el uno en el otro el error, surge la preocupación. Por más intensidad que tengan nuestros encuentros, sigue lloviendo y cada vez hace más frío. Y el coche ya es antiguo y la calefacción no da para más. Además ya casi se ha hecho de noche. Es hora de ir a casa. Every you every me.

(noviembre, 2004)

disarm you with a smile
musikboy