musikboy.net · el niño de la música

Me he despertao por las noches más temprano pa poder bailar

Que no, preciosa, que todo va a salir bien. Ya verás como pronto estamos mejor.Si todo esto no está pasando, no es real, es sólo un intervalo para que nos demos cuenta de lo mucho que nos necesitamos el uno al otro y cuánto nos queremos y que a pesar de los celos. (¿Por qué paro en a pesar de los celos? Porque a pesar de los celos). A veces me he portado mal contigo. A veces te has portado mal conmigo (estructuras sintácticas idénticas para comportamientos circunstanciales idénticos). A veces te he deseado tanto que hemos abierto una brecha en el sol. A veces el sol ha salido y he muerto. A veces no me importas. Y siempre todo es una contradicción en ochocientas cincuenta y dos partes. Algunas veces es un coche contigo, contigo y conmigo en la parte de atrás, esas veces todo es visceral hasta el vómito. Otras veces eres tú tirada en un portal y tienes la mirada perdida o no tienes la mirada porque el alcohol te protege esos ojos siempre curiosos del brutal paisaje de calles meadas y ceniceros. Puede que algunas veces haya querido sentir celos e incluso puede que me haya divertido (esto último no es muy seguro, al menos no lo recuerdo). Lo mejor es que a veces piensas que has encontrado al amor de tu vida y lo peor es que a veces yo también lo creo. Generalmente juegas a que alguien te está siguiendo y tú te escondes o (la mayoría de las veces) huyes. Lo peor es que otra vez fue tu horquilla en el asiento de atrás. Lo mejor de esa vez es que fueron tus sueños mis compañeros de viaje. Los kilómetros siempre nos acercaron (suena melánconlico o sueña meláncolico -lo que hace un signo diacrítico). Hace poco vimos al poeta mentiroso que todos llevamos dentro (hasta tú). Siempre me prometo no volver a escribir de amor y siempre escribo de amor. El asesino que hay en mí es el asesino que hay en ti. Amigo, cuídate de la luna y su sombra. Creo que pienso en todo porque no puedo pensar en nada, pero mañana tienes examen, hay que joderse y hoy no tenemos fiesta de carne. ¿Qué son doce horas comparadas con el olvido de una sonrisa prohibida? Has de saber, mi pequeña, que no me puedo enamorar. No me puedo enamorar (octosílabo, en español se habla así, vomitando octosílabos).

(julio, 2005)

disarm you with a smile
musikboy