musikboy.net · el niño de la música

Igual que ayer

Hoy me he cruzado conmigo mismo en la Alameda. Me he reconocido por la ropa. Llevaba una camiseta azul que tenía hace siete años. Él ha tardado más en asumir que se encontraba frente a frente consigo mismo unos años mayor. Le han gustado más mis pintas que yo mismo y yo he sentido justo lo contrario. Me ha impresionado su inocencia disfrazada de dureza y tristeza que a nadie engaña. Hemos entrado en una cafetería a tomar algo. He pagado yo que él no llevaba un duro encima. Tras los primeros minutos de extrañeza por el encuentro, hemos tomado rápidamente la confianza, después de todo nos conocemos de toda la vida. Bueno, yo lo conozco mejor a él que él a mí. A pesar de la evidente curiosidad que mostraba no se ha atrevido a hacerme preguntas sobre lo que le esperaba por vivir. A veces es mejor no sabar habrá pensado. Ahora que lo pienso no sé si ha sido falta de valor o un rechazo total a conocer de antemano su futuro. He respetado su deseo de no saber, de no querer jugar sabiendo por dónde van los caminos. Por un segundo me ha parecido hasta noble. Mucho más noble de lo que puedo serlo yo ahora.
Ha sido raro, pero ha despertado en mí un sentimiento de protección. Quería decirle que no se preocupara tanto por las cosas, que le quedaban experiencias increíbles por vivir, que lo mejor aún estaba por llegar.
También me habría gustado decirle que alegrara esa cara y que no se olvidara de disfrutar de las cosas en el momento que éstas ocurrían. Le he pedido que borrara el arrepentimiento del diccionario, sobre todo ese arrepentimiento de las cosas no hechas.
Me ha dado la impresión de que estaba entre asustado y divertido. Imagino que en un primer momento pensó que hablaba con un loco. Tras el café, más breve de lo que me hubiera gustado, hemos salido otra vez a la Alameda, y nos hemos separado, él camino del autobús para ir a casa donde le espera una cena sorpresa con mis amigos de entonces, yo camino de no sé qué. Supongo que en el fondo se ha quedado tranquilo de verme, de verse, bien.

(agosto, 2005)

disarm you with a smile
musikboy